Appliance.com

Newsletter

Welcome guest, please Login or Register

Ask A Pro

You are here: Home :: Forum Home :: Forums :: Community Discussion :: Thread

   

moncler outlet dvygsv louis vuitton pzzwr

Rank

Total Posts: 15

Joined 2012-10-28

PM

 

<a >louis vuitton outlet</a>  Peines, batidoras, anillos, muebles, motocicletas, cafeteras, paraguas o plátanos. Unos 250 símbolos identifican a los candidatos que concurren en solitario a las elecciones parlamentarias que comienzan este lunes. Una abundancia gráfica instaurada en 1956 y que este año ha perdido a dos de sus emblemas más queridos: la mass media luna y el camello, usados por el disuelto Partido Nacional Democrático (PND) durante la dictadura de su líder Hosni Mubarak.“Aquí tenemos la cocina casi al completo”, bromea Mohamed, miembro del equipo de campaña del candidato Ayman Sadeq. El político compite junto a otro compañero por el espacio reservado a los independientes en un empobrecido barrio de la ciudad. Lo hace bajo las siglas del partido ‘La Libertad y la Justicia’, el brazo político de los influyentes Hermanos Musulmanes. Y los iconos que les representan son una batidora y una hornilla.La legislación electoral, aprobada por la junta militar que administra el país, reservaba inicialmente a independientes un tercio de la nueva Asamblea Well known, la Cámara Baja egipcia, mientras el resto de escaños se repartía por listas cerradas. Sin embargo, las fuerzas políticas consiguieron que miembros de sus formaciones pudieran disputarse el espacio de los independientes.Van dirigidos especialmente a los votantes de las zonas rurales de Egipto, con gran tasa de analfabetos"El icono es asignado automáticamente por los funcionarios del Comité electoral conforme se registran las candidaturas”, explica a ELMUNDO.es Ayman Sadeq. Los símbolos, que comenzaron a emplearse por ley en 1956, van dirigidos especialmente a los votantes de las zonas rurales de Egipto, donde una importante parte de su población es aún analfabeta. El sistema permite identificar a los candidatos en las papeletas de votación.En principio, la legislación solo incluía unos 31 iconos. En respuesta a la creciente demanda, la lista se amplió a una centenar en 1984. El furor por escoger una figura atractiva y libre de connotaciones negativas originó más de un rifirrafe. Durante décadas, los candidatos del Partido Nacional Democrático (PND) –que monopolizó la vida política durante más de tres décadas y fue disuelto por la justicia el pasado abril- se reservaron la representación del camello, asociado a la paciencia y la fuerza. Y en los últimos años, también se había extendido entre sus filas la media luna, con evidentes evocaciones religiosas.Asignados por ordenPor decisión judicial, se acordó en 2010 asignarlos según orden de llegada con la posibilidad de que los partidos pudieran reservar sus emblemas históricos. Y, como era previsible, pocos quedaron satisfechos cuando la nueva normativa se aplicó en los comicios parlamentarios de ese año, los últimos de la era Mubarak.Unos 40 candidatos independientes rechazaron símbolos: ‘¿Cómo se puede tener éxito con un icono tan malo?‘En la provincia sureña de Qena, por ejemplo, unos 40 candidatos independientes rechazaron símbolos tales como el refrigerador, la pipa, el grifo, el balón o el peine. “¿Cómo se puede tener éxito con un icono tan malo?, se quejaba entonces en declaraciones a un diario local el seguidor de un candidato agraciado con la figura de los dados. A su juicio, el político corría el riesgo de que todos sus vecinos pensaran que era un jugador o un adicto a los pasatiempos de los cafés egipcios.El sistema ha sobrevivido a la dictadura pero no ha salido indemne a la purga revolucionaria. El Comité Supremo Electoral, que añadió un centenar de nuevos iconos, acordó eliminar del listado la media luna por “su referencia religiosa o sectaria” –prohibida en el proceso- y el camello, alcanzado por la impopularidad de sus viejos usuarios. La peculiar relación incluye un inventario casi inabarcable: el marco de un cuadro, una alfombra, un globo terráqueo, un anillo, un piano o un peluche. E incluso una pistola o un tanque, poco afortunados para el espíritu con el que millones de egipcios acuden a las urnas.El líder opositor yemení recibe el encargo de formar un gobierno de reconciliación